miércoles, 3 de julio de 2013

El parto de Kate.

Cuenta atrás para el parto de Kate Middleton

Decenas de medios esperan frente al Hospital St Mary de Londres el ingreso de la duquesa

Se espera que dé a luz antes del día 13 de julio

Representantes de medios informativos ante el Hospital de St. Mary. / GETTY

Las puertas del Hospital St Mary, en Paddington (Londres), donde Kate Middleton dará a luz, están tomadas ya por los medios de comunicación, que aguardan la llegada del bebé real. Las medidas de seguridad en la zona se han reforzado en las últimas hora y hasta la parada de taxis que hay en la calle se ha anulado hasta "el día 15 de julio". Esta delimitación de fechas ha sido tomada como toda una referencia para determinar cuándo se producirá el parto. La casa real británica informó en mayo de que el nacimiento del que será el primer hijo de Kate y Guillermo, y ocupará el tercer lugar en la línea de sucesión al trono de Inglaterra, está previsto para el 13 de julio. Sin embargo, hay un protocolo no escrito en las casas reales europeas por el cual siempre se da una fecha más tardía que la real. De esta manera se intenta que la atención mediática sea menor alrededor de la futura madre.
Medios informativos británicos, entre ellos el The Daily Telegraph, aseguran que el parto se podría producir hasta esta misma semana. Los especialistas en información de la casa real sostienen que la duquesa ingresará en St Mary unos días antes para ser controlada por los médicos que atienden su embarazo. Hasta hace solo unas horas se han podido obtener imágenes de Kate paseando por las calles de Londres donde ha realizado las últimas compras. Su estado denota que el alumbramiento está próximo. Otro dato, aunque menor: ya no lleva tacones.
La duquesa, que desde hace tres semanas ya no tiene ocupaciones en su agenda oficial, pasa sus últimos días de embarazo entre su apartamento del Palacio de Kensington y el hogar de sus padres en Berkshire, donde se trasladará a vivir los primeros meses con su bebé.
Mientras, Guillermo sigue trabajando en la RAF Valley, en Anglesey. La RAF ha subrayado que al príncipe se le está "tratando igual que cualquier otro piloto cuya esposa está esperando". Eso sí, un helicóptero está preparado para desplazar a Londres al futuro padre cuando se produzcan los primeros síntomas del parto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada