lunes, 1 de julio de 2013

"El bochorno del PP""

Aguirre llega “abochornada” a la ejecutiva del PP pero calla ante Rajoy

El presidente dice que el partido está tranquilo y colabora con la justicia

Cospedal asegura que los populares ya han dado explicaciones y destaca la transparencia

Dirigentes y barones populares cierran filas por Rajoy

Esperanza Aguirre ha asegurado esta mañana, a su llegada al Comité Ejecutivo Nacional del PP, que se siente "absolutamente abochornada" por la corrupción en el PP. "Los políticos honrados estamos indignados", ha manifestado la líder del partido en Madrid. También se ha mostrado convencida de que Mariano Rajoy está "igual de abochornado". No obstante, la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha evitado pronunciarse sobre el caso Bárcenas a puerta cerrada ante el jefe del Ejecutivo.
Los dirigentes y barones populares han cerrado filas con el líder del PP y con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, cuatro días después de el extesorero Luis Bárcenas ingresara en la cárcel. El partido ha exhibido su unidad y la única alusión de Rajoy al escándalo del extesorero se ha limitado a manifestar el respeto a las decisiones de los tribunales, haciendo hincapié en la colaboración con la justicia.  El presidente del Gobierno ha recordado que su formación lleva cuatro años afrontando el caso Gürtel y ha afirmado que seguirá así durante un tiempo.
Tras la reunión del Comité Ejecutivo, en la que además de ella y Rajoy solo ha intervenido el andaluz Juan Ignacio Zoido, Cospedal ha destacado en rueda de prensa "el ejercicio de transparencia" realizado por el PP en los últimos meses. "El ejercicio de transparencia es único en la historia de la democracia española. Por tanto, creo que lo valoran también los ciudadanos", ha agregado. "Hay un procedimiento judicial que está en marcha y me remito a ese procedimiento judicial", ha insistido al subrayar que "la contabilidad del PP es la que ha sido siempre", en referencia a las auditorías del Tribunal de Cuentas.
Antes de entrar en la sede nacional del partido, Aguirre había señalado a los medios que el PP llegó en el año 1996 "con un estandarte de lucha contra la corrupción por lo que estaba pasando en el PSOE", y que, precisamente, una de las "señas de identidad" del partido era esta "lucha contra la corrupción", en referencia al caso Filesa.
"Los políticos honrados estamos indignados", ha insistido la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha considerado que "hay que poner remedio" a la situación porque "los ciudadanos no están dispuestos a aceptarlo". Además de Aguirre, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Celia Villalobos, también se han pronunciado sobre el escándalo del extesrero Luis Bárcenas.
Todos los mensajes, después de que así lo dejara claro el presidente del Gobierno desde Bruselas el pasado viernes, hacían hincapié en que ningún dirigente del PP teme la reacción del antiguo responsable de finanzas desde la cárcel. "Aquí nadie tiene miedo a nada" ha asegurado, por ejemplo, Sánchez-Camacho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada